Los tres tipos de CRM que existen

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El software CRM es la gran herramienta que permite agilizar procesos y optimizar el tiempo y el esfuerzo en numerosas empresas. Si tienes claro que quieres un CRM gratis es ya un gran paso, pero es importante saber qué tipo es el más conveniente en cada caso.

¿Cómo es el CRM de Wiwink?

Lo primero que tenemos que tener presente es que el Customer Relationship Management (CRM) puede ser de tres tipos: 

  1. CRM Operacional.
  2. CRM Analítico.
  3. CRM Colaborativo. 

Y, lo segundo, que el CRM de Wiwink es de los dos primeros tipos. Es la manera en que vas a poder sacar el máximo provecho a tu negocio. Además de mejorar la gestión con tus clientes y proveedores, podrás también implementar tus acciones de marketing y fidelización de clientes.

CRM operativo

En todos los CRM distinguimos dos partes:

  1. Front Office: parte dedicada a la gestión comercial, el marketing y las ventas.
  2. Back Office: parte más enfocada a tareas de contabilidad y finanzas.

Los CRM operativos suelen priorizar la parte de front office. Por eso, son ideales para las siguientes tareas: 

  • Interactuar con posibles clientes y acometer la labor comercial.
  • Centralizar toda la información de procesos y clientes.
  • Gestionar campañas de email marketing.
  • Gestionar los procesos de postventa y atención al cliente.

Uno de los puntos fuertes de los CRM operativos es su facilidad de uso. Este tipo de herramientas son ideales si se necesita un CRM que ayude a vender más y a mejorar la comunicación entre los equipos.

El CRM de Wiwink está especialmente indicado para empresas con equipos comerciales pequeños y medianos que buscan principalmente mejorar sus procesos de venta y el trato con los clientes. Pueden conseguirlo con una herramienta intuitiva y fácil de utilizar, a la que se habrán acostumbrado en unos días y sin la que no podrán volver a trabajar.

CRM analítico

Utiliza el modelo de negocio Business Intelligence. En él, está integrado un almacén de datos que pertenece a la empresa en cuestión llamado DataWarehouse. Por su parte, el Data Mining o la explotación de datos busca conocer el comportamiento de los clientes.

Algunas de sus funciones son: 

  • Analizar el comportamiento del cliente para ofrecerle un mejor servicio.
  • Segmentar las acciones comerciales.
  • Evaluar y medir la eficacia de las campañas de marketing.
  • Estructurar en bases de datos toda la información de los clientes.

En definitiva, el CRM analítico busca analizar toda la información que contienen las bases de datos sobre los clientes, para conocerles y ofrecerles soluciones comerciales acordes a sus necesidades. En el dashboard del de Wiwink puedes poner en marcha toda clase de acciones, pero también analizar sus resultados. Desde hacer un seguimiento de tu estrategia de SEO a sacar conclusiones de una encuesta de satisfacción.

Se debe a que los CRM analíticos pueden ayudar a extraer insight e ideas de marketing usando datos de campañas anteriores y la base de clientes de la que disponga la empresa en cuestión. Lo malo es que este tipo de CRM es muy complejo de usar y tiene una curva de aprendizaje muy elevada. Por eso son mejores para empresas muy grandes, con presupuestos altos en marketing y ventas.

CRM colaborativo

Es el encargado de la interacción, a través de distintos canales de comunicación, entre empresa y cliente. La primera puede establecer un vínculo con los segundos, ofreciéndoles los servicios o productos que se adecúen a sus necesidades. Todo aprovechando el amplio abanico de canales que ofrecen estos CRM gracias a las nuevas tecnologías. Para que las empresas puedan centralizar y organizar toda la información y los datos que los clientes proporcionan a través del CRM.

En base a esto, podemos decir que el CRM colaborativo tiene dos funciones clave:

  1. Establecer una comunicación multicanal entre todos los departamentos de la empresa e interactuar con los clientes.
  2. Mejorar la relación con los clientes de la organización.

Por eso son ideales para empresas con mucho trato directo con los cliente.