Crear un calendario para redes sociales, consejos prácticos

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Crear un calendario de redes sociales puede sonar como una propuesta atrevida, incluso, comprometida, pero créenos cuando te decimos que será la mejor forma de optimizar el contenido que publicas en tu perfiles día a día.

Cuando descubras el placer de planificar, programar y automatizar, tus redes sociales te lo agradecerán. Sigue leyendo y te guiaremos para crear tu propio calendario de redes sociales.

Por dónde empiezo

Este calendario puede ser tan simple y práctico como tú quieras. Puedes limitarte a utilizar contenido de banco de imágenes o diseñar tu propio material, más alineado con tu estrategia de marca y, claro, mucho más llamativo. Crear copys personalizados o hacer algo mucho más minimalista (ya sabes que los emoji dan mucho juego).

En primer lugar, lo ideal es definir qué días quieres publicar y en qué horario. Puedes alinearlo con tus visitas a la web o con los días de mayor actividad en tus perfiles o en los de tu competencia.

Una vez decididos, define qué vas a publicar, selecciona una imagen y un copy. Nuestra recomendación es que no te pases, pero tampoco te quedes corto. Es decir, combina un poco de aquí y un poco de allá, imágenes genéricas que te representen y diseños propios, cuenta lo que quieras contar en un tono informal y hazlo dinámico, añade enlaces, emoticonos que acompañen la lectura y todo lo que se te ocurra.

Una vez definido, planifica todo tu contenido en Wiwink. Un panel desde el que podrás tener una visión completa de tu calendario mensual, tu timeline y darle seguimiento a tu actividad, muy importante para saber qué estás haciendo bien y qué deberías mejorar.

Por qué planificar tu contenido con Wiwink

Ahorras tiempo y aumentas tu rendimiento. Al igual que el resto de puntos de tu plan de marketing, las redes sociales también requieren de una gran esfuerzo y atención diaria. Sin embargo, crear un calendario y programarlo por adelantado, todo desde un único lugar, te permite simplificar el proceso y evitar tener que buscar citas inspiradoras para tus publicaciones diarias. Hazlo una vez al mes y empieza a ver como tus publicaciones fluyen en tu feed.

Publicaciones más regulares. Tener todo programado elimina el factor de la improvisación, o lo que es lo mismo, los días que no estés inspirado ¡No pasa nada!

Se reduce el riesgo de error. Trabajar por semanas o, incluso mejor, por meses, es más sencillo detectar posibles errores en las imágenes y copys y corregirlos a tiempo.

No se te escapa nada. Junto con tu calendario mensual o semanal, te recomendamos crear un calendario anual de “Días de” esos días especiales o relevantes para tu sector que se repiten año a año y que no pueden dejar de aparecer en tus redes sociales. Como, por ejemplo, el día de Star Wars, uno de nuestros favoritos.

Contenido de mayor calidad. Diseñar contenido a largo plazo hace más sencillo crear una imagen de marca consolidada y única.