Cómo implantar un ERP en tu empresa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Una de las mejores decisiones empresariales que puedes tomar hoy en día es utilizar un ERP para gestionar de una manera más rápida, cómoda y segura toda clase de tareas relacionadas con el día a día de tu negocio. Si esto lo tienes claro puede que pensar en ponerte con ello y dar un paso más en la transformación digital te resulte algo complicado y que haga que deseches esta idea. Déjanos decirte que no es así, sobre todo cuando optas por un  CRM gratuito como el de Wiwink, pensado para hacértelo todo más fácil. Desde el primer momento.

Qué necesitas

Lo primero que has de plantearte es qué necesitas en tu ERP. Nuestro software está diseñado de tal manera que puedes seleccionar aquellas aplicaciones que realmente vas a utilizar. No hace falta que contrates todos los servicios si no los vas a aprovechar. Así únicamente pagas por lo que usas y tu panel de gestión será mucho más sencillo e intuitivo.

Por ello, lo primero que has de tener claro es qué módulos vas a incluir en tu ERP. Los dividimos en cuatro grandes grupos, según su funcionalidad:

  • Ventas. Para gestionar todo lo que tiene que ver con proveedores, clientes, pedidos y facturación. Es el grueso de tu CRM.
  • Marketing. Engloba todas tus acciones en redes sociales, de publicidad online y estrategias de posicionamiento web.
  • Fidelización. Gestiona la relación con tus clientes con un programa de email marketing propio muy fácil de utilizar y que te permite medir resultados.
  • Firma digital. Rubrica desde cualquier lugar y momento, con toda la seguridad. Una vez que pruebes la firma electrónica no volverás a hacerlo con un bolígrafo.

Prueba las funcionalidades

Nuestro CRM no tiene permanencia, por lo que si no estás seguro de si hay alguna función que vayas o no a utilizar nuestra recomendación es que la utilices durante un tiempo para ver si te resulta interesante. Si después de trabajar con ella ves que no se ajusta a lo que necesitas, puedes eliminarla de tu plataforma.

Conecta tu web y tu CRM

Cuando ya tienes claro qué necesitas ha llegado el momento de ponerse con ello. Has de vincular tu página web con tu CRM, algo que se hace muy fácilmente y para lo que nosotros te brindamos el apoyo y asesoramiento que precises. Nos encargamos de que todo funcione para que a ti te resulte más fácil.

Lo primero es crear tu perfil, para después seleccionar las aplicaciones a utilizar y después llega el momento de configurar tu panel. Nuestro CRM es autoconfigurable, por lo que apenas tendrás que preocuparte por este proceso.

Involucra al personal

Ya estás listo para afrontar la gran transformación digital que supone este paso y esto supone, también, implicar a todo el personal que trabajará con tu CRM para sacarle el máximo provecho. Puedes incluir tantos usuarios como quieras y podrás definir qué permisos tienen unas y otras personas, en función de su labor y responsabilidad, así como quién podrá, por ejemplo, firmar digitalmente.

Pronto verás que la organización y producción de la empresa mejora exponencialmente, al tener todo lo que necesitas en un solo lugar, al que puedes acceder siempre que quieras y desde donde quieras. Empieza ya a gestionar pedidos, facturas, comunicaciones con clientes, proveedores e incluso trabajadores y también a medir el impacto que tus acciones de marketing, por citar solo algunas de sus funcionalidades. Con el CRM gratuito de Wiwink verás como tu negocio despega y tus objetivos te resultan más fáciles de alcanzar.